Contrata una agencia de traducción y ahorra tiempo y dinero

Si trabajas en una gran empresa o PYME del sector industrial o creativo donde el responsable de Recursos Humanos, contabilidad, compras o incluso exportaciones es el encargado de gestionar la contratación de proveedores de traducción, es probable que estés familiarizado con las limitaciones en las partidas de presupuesto.

Además de contratar proveedores esenciales para tu actividad, en muchas ocasiones tendrás que acudir a profesionales de otros sectores transversales que te ayuden a promocionar tu empresa en redes sociales, en tu página web o incluso a intercambiar información con potenciales clientes, empleados de otras sucursales en el extranjero o administraciones de otros países para la exportación de tus productos o servicios.

A la hora de contratar los servicios de una agencia de traducción, es habitual que se tengan concepciones previas que te lleven a optar por opciones no profesionales, como ese compañero que estuvo en Inglaterra o cierto traductor automático de cuyo nombre no quiero acordarme. Pero como dicen, la información es poder, por lo que en este post desmentimos algunos de los conceptos erróneos sobre el coste de los servicios de traducción y te explicamos el proceso de CLAK para hacer que tus palabras encajen.

Ahorro de dinero en traducción

¿Qué son las herramientas TAO?

Al contrario de lo que se pueda pensar, normalmente un traductor no escribe la traducción directamente en un archivo Word. Como comentamos en el artículo “Cómo gestionar proyectos de traducción para grandes cuentas”, las herramientas de traducción asistida por ordenador (herramientas TAO o CAT tools en inglés) son programas de software que analizan la estructura de un documento por frases, presentándolo en un formato de dos columnas que facilita la comodidad visual del traductor. Al contrario de lo que pueda parecer por su nombre, no son programas de traducción automática, sino herramientas de procesamiento de textos para el ejercicio de la traducción.

Entre las herramientas más conocidas se encuentran SDL Trados, memoQ, Déjà Vu, XTM… existen innumerables opciones en el mercado, pero la que más utilizamos en CLAK es SDL Trados, por sus opciones de control de calidad y su carácter universal.

La mayor ventaja de estos programas para los usuarios de servicios de traducción es la posibilidad de crear una memoria de traducción propia del cliente y el par de idiomas en la que se almacenan los segmentos de traducción antes de iniciarla. Esto asegura la coherencia (si una frase se repite al 100 % a lo largo del texto, se traducirá de la misma manera) y ahorrar costes (hasta un 40 %) al realizar descuentos por matrices de repeticiones y las comprobaciones de calidad pertinentes.

Los programas de control de calidad (en CLAK utilizamos Xbench) ejecutan un análisis de la traducción y determinan, por ejemplo, si alguna cifra es incorrecta al no coincidir con la del documento original, comprueban si se han utilizado los términos aprobados en el glosario del cliente, si existen errores ortográficos, etc. Así se puede asegurar un trabajo impecable y de altísima calidad.

¿Cuál es el proceso de trabajo de CLAK?

Nuestro proceso de trabajo comprende 5 fases (para los encargos de traducción estándar) y hasta 10 fases para los encargos de retrotraducción y validación:

Fases proceso traducción CLAK

Mención aparte merece la alineación de textos paralelos, un proceso que permite un gran ahorro económico en el caso de las necesidades recurrentes de servicios de traducción. Si tienes textos previamente traducidos y sus correspondientes archivos en el idioma de origen, siempre es una opción alinearlos para aprovechar este contenido y ahorrar en tus futuras traducciones, además de asegurar la coherencia terminológica y ahorrar tiempo. Si quieres saber más sobre el proceso de alineación de textos, puedes consultar este artículo.

Por lo tanto, si quieres mejorar el ROI (retorno de la inversión) de tus gastos en servicios de traducción, no dudes en ponerte en contacto con expertos, que puedan asesorarte sobre planes personalizados de gestión de cuentas para que tu comunicación sea un proceso tan riguroso y fluido como cualquiera de tus actividades productivas. Al margen de los aspectos técnicos, el proceso de CLAK te garantiza el éxito de tu estrategia de comunicación para que solo tengas que preocuparte de recoger los beneficios de conectar con tu público.

Y tú, ¿deseas optimizar las partidas destinadas a la contratación de este tipo de servicios? ¿qué soluciones lingüísticas utilizas en tu negocio? Da el paso y haz que tus palabras encajen con un plan de gestión que incluya el análisis de tus necesidades lingüísticas, estudio de mercado, asesoría en materia de internacionalización, creación y traducción de contenidos, además de glosarios propios y una guía de estilo totalmente adaptada a la realidad de tu negocio. ¿Hablamos?

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *